(El reproductor de abajo puede detenerse en cualquier momento pulsando la tecla Escape)


AUDICIONES

El fragmento musical que se oye en el blog, siempre interpretado por el Tölzer Knabenchor y sus solistas, irá cambiando cada cierto tiempo. En los comentarios podéis hacer vuestras propias peticiones.



miércoles, 7 de diciembre de 2016

Macht hoch die Tür: cuatro coros de niños en la televisión bávara.

Durante los cuatro domingos de Adviento se emite en el canal Br-Fernsehen un programa titulado como el famoso villancico tradicional, "macht hoch die Tür ["Abrid las puertas"]". Interpretan hermosas piezas presentadas por los propios cantores, hablan de la historia del coro y aparecen solistas destacados. Van los vídeos:



sábado, 12 de noviembre de 2016

Podcast y crítica de la Pasión según san Mateo de Bach en Lausanne.

Escuchar el podcast del concierto en RTS Espace Deux (disponible durante unos días).
Como podéis escuchar en el enlace de arriba, el concierto de ayer fue la combinación perfecta: un coro espectacular, lleno de fuerza y energía; un conjunto instrumental buenísimo, de instrumentos originales y con pleno respeto a la concepción historicista; un director, Reinhard Goebel, caracterizado por su interpretación vigorosa y llena de vida. Lo conocí en Radio Clásica a los 13 años: ¡el director de Musica Antiqua Köln, viejo conocido!

 
Nunca había escuchado una versión de esta obra con tanta celeridad: me han encantado los tempi, salvo el "Erbarme Dich", que no lo habría apresurado tanto. Si comparamos la duración total con aquélla antigua, monótona, pesante y de coros gigantescos de Richter y los bachianos de Munich, varía considerablemente.
 

Cuando arrancaron los primeros acordes del coro inicial, habría salido volando si las leyes físicas no lo impidieran. Los chicos del ripieno supongo que serán del coro 2, de 9-10 años. ¡Oh, y qué hermoso! ¡Niños solistas soprano y alto! El soprano principal -el otro interpreta sólo pequeñas partes, como la esclava- fue Elias Madler, conocido por sus participaciones en una producción de Alcina de Händel, como Oberto; mirad un ejemplo:








Su voz era llenísima y mostraba gran seguridad, dominio de la situación; lejos de intimidarse o ponerse nervioso, si bien en la primera aria parecía faltarle el aire al final de las frases. En "Ich will dir mein Herze schenken" nos regaló hermosos y adecuadísimos adornos. El aria "Aus Liebe wird mein Heiland sterben", con ese escaso acompañamiento de maderas, resultó conmovedora. El público la oía en silencio reverencial.



 En los últimos compases se le fue un poquito la voz, un segundo. ¿Y qué decir de "So ist mein Jesus nun gefangen"? Hermosísimo diálogo entre los dos críos, con un empaste estupendo. No queda ni mucho menos igual con niño soprano y contratenor. El alto, por cierto, posee una voz igualmente bien formada y de ricos graves, aunque quizás con un poco de menos potencia, especialmente en los agudos, pero mucha técnica. Emocionantes el "Buß und Reu", "Können Tränen", "Ach, wo ist mein Jesus hin", etc.




Los solistas adultos, en general muy bien, aunque el evangelista en algunos pasajes gritaba un poco. Me encantaron el tenor y el bajo de las arias.



El coro ha vuelto a recobrar en estos últimos años su sonido característico; esa fuerza, esa energía. Me alegra que Christian Fliegner y Clemens Haudum mantengan en todo punto la filosofía del Chef por excelencia, Gerhard Schmidt-Gaden. Alabo asimismo que se conserve la tradición de emplear a niños solistas y no a mujeres sopranos y altos o contratenores, aunque considero que debería practicarse mucho más, sobre todo con intérpretes de calidad tan enorme. Resulta mucho más conmovedor y más próximo a la idea original.



¡Oh, qué dominio del contrapunto, qué nitidez en los pasajes rápidos de las turbas! ¡Qué alegría transmiten! ¡Qué claridad en la dicción! ¡Qué dnámica!
¿Y los instrumentistas? Simplemente geniales. Mención especial merecen el concertino, la viola da gamba, el violone (alucinante la representación del temblor de tierra tras la muerte de Jesús)... No he podido escuchar a mi coro de Tölz en directo junto a Harnoncourt, pero Goebel es un sustituto bastante bueno. Su visión de la obra resulta original y tal vez pudiera recibir críticas de quienes no consiguen despegarse de una lectura romanticona que tanto daño ha hecho a la interpretación de la música barroca durante décadas


Agradezco a todos los que hacen posible que la voz de Bach resuene ahora con tan celestiales y conmovedores ecos y deseo de todo corazón que tales aproximaciones no se pierdan jamás. Desde aquí mi apoyo a los buenos coros de niños y a los directores que apuestan por emplearlos y utilizar a solistas infantiles como se ha hecho en la música vocal eclesiástica durante siglos.
Ganz herzlichen Dank, Tölzerknaben!

jueves, 3 de noviembre de 2016

Pasión según san Mateo de Bach con niños solistas soprano y alto, instrumentos originales y Reinhard Goebel.


Fr., 11. Nov. 2016, 20:00 Uhr Lausanne: Cathédrale de Lausanne, Festival Bach de LausanneFestival Bach de Lausanne: Matthäuspassion. mit dem Tölzer Knabenchor und seinen Solisten. Hofkapelle München. Leitung: Reinhard Goebel.

Una versión sin duda maravillosa, con mi admiradísimo Goebel al mando y la ventaja de oír a sopranos y altos infantiles, algo no muy frecuente aunque corresponda con la concepción original. Si no podéis desplazaros a Lausanne, tenéis la alternativa de escuchar la grabación en directo desde la radio de la Suisse Romande. Más información.
Estad atentos a la crónica de tan magno evento.

jueves, 27 de octubre de 2016

El coro de Tölz nos menciona de nuevo.


Podéis verlo en el último artículo del periódico de este mes.
Newsletter Tölzer Knabenchor, 10.2016
Ganz lieben herzlichen Dank, Tölzerknaben und Team! Sie alle machen mich ungeheuer glücklich!
Bach wäre sehr froh auch, wenn er Ihre wunderschönen Ausführungen hören könte: da bin ich vollkommen sicher!
Ich habe Euch lieb, herrliche Knaben!

miércoles, 29 de junio de 2016

Tres Tölzerknaben en producciones de La Flauta Mágica del Gran Teatro del Liceo

Amigos de Cataluña o amantes de la ópera y los conciertos dispuestos a viajar:

El próximo mes de julio, del 18 al 28, tendrán lugar varias representaciones de esta célebre ópera mozartiana, con tres Tölzer en el entrañable papel de los tres niños, é sos que guían a Tamino en su viaje y salvan la vida de Pamina y Papageno.

Intervendrá la Komische Oper de Berlín. Yo no voy a poder asistir por encontrarme fuera, pero os lo recomiendo encarecidamente.


Drei Knechten jund, schön, hold und weise
Umschweben euch auf eurer Reise".

Post scriptum: esta obra está cargada de simbología masónica, aunque parezca un cuentecito absurdo. El famoso viaje es el de iniciación. El toque de llamada con el que comienza la obertura y que se repite durante toda la composición también es masónico. El omnipresente número tres -Los tres niños, las tres damas, etc.-, igualmente. Las pruebas son los retos que ha de pasar todo el que quiera iniciarse en la masonería. Al final, quien ha entrado está en el mundo de la luz, como en este caso los protagonistas buenos. En cambio, la reina de la noche y Sarastro tornan a la oscuridad; no pueden vencer. El papel de tan funesta reina es tan cortito, aunque Virtuosístico, porque la soprano que hubo de interpretarlo estaba resfriada.

martes, 21 de junio de 2016

Bach: cantata BWV 131 "Aus der Tiefe rufe ich,Herr, zu dir ["Desde lo profundo clamo a ti, Señor"]".


Esta cantata, compuesta en 1707 y, por tanto, una de las primeras de su autor, conserva el sabor de los motetes y piezas sacras de sus predecesores.
Antes de analizarla pasemos a escuchar la magnífica versión del coro de Tölz, que llega a conmoverme hasta casi el... No, mejor otro símil: hasta casi... ¡La unión mística con Bach! ¡Ahí está, ya pasa la censura! El otro día junté las manos y elevé mi mirada hacia arriba, sin creer en absoluto que el espíritu del genio de Eisenach me observaría y ampararía, pero: ¿qué importa? Él está donde se halle su maravilloso arte interpretado de tan magnífica forma. No sólo invoqué al gran maestro, sino que lloré, reí, ensanché el corazón, me sentí al mismo tiempo grande y pequeña: grande por gozar del privilegio de aquella audición efectuada más de tres siglos después de su estreno. Pequeña al sentir que no soy yo sola, sino una colectividad; minoritaria pero amplia en cualquier caso si no olvidamos que se extiende en un tiempo lineal de 309 años. ¿Cuántos habrán llorado conmigo en comunión bachiana? ¿Cuántos habrán gozado de ese abrazo? Os pido, por favor, casi os suplico de rodillas que dejéis de leer esto, busquéis un lugar sin ruido y sin interferencias telefónicas y os sumerjáis en la audición de esta pieza, sin distraer la atención en ninguna otra cosa. Una, dos, tres: ¡ya! ¿Me habéis hecho caso? ¡Mirad que luego investigo! ¡Cuánto habéis tardado, queridísimos míos? Venga, exclamad conmigo ahora: "EL TIEMPO ES RELATIVO! ¿Por qué? Porque en este caso depende de la versión. Pasemos al análisis; pero, por favor, músicos: explicad! Yo he llegado solita a mis propias conclusiones e ignoro si serán ciertas. ¡Quiero el libro de Daniel Vega! ¡Lo ansío, lo anhelo, lo... Lolo! 1. Chorus: AUS DER TIEFE RUFE ICH, HERR, ZU DIR. Las almas llaman al Señor desde lo profundo. En esta cantata, los motivos suelen ser expuestos alternativamente por las voces de cada cuerda en solitario. Aquí ocurre de ese modo y a mí me encanta porque puede apreciarse mejor a mis niños de Tölz. ¿Lo que se oye en el continuo y durante toda la obra son los pasos del alma que va hacia Dios, o los de Dios que va hacia el alma, o los del alma y Dios que colisionan y se anulan? Please explain! Tras la apelación, tempo rápido: "Señor, oye mi voz". Siguen la alternancia y los pasos. 2. Está unido al 1 y en algunas grabaciones mal hechas -piratas, por ejemplo- se mete la tijera, asesinando así al TOTUM MAGNIFICUM. El coral lo lleva el soprano, en este caso mi adorado Alan Bergius: ¡la voz! No paséis por alto el hermoso diálogo entre el bajo y el oboe. 3. Chorus: ICH HARRE DES HERRN. De nuevo las almas, que esperan al Señor. La aclamación es lenta y alternante. Lo siguiente, "meine Seele wartet und ich hoffe", es muy similar al movimiento 1, circunstancia que afianza aún más la unidad de esta pieza. Se reflejan aquí la paciencia sin pizca de prisa, la esperanza y, escuchando esto, Bach consigue transmitir una paz nunca antes experimentada; es como si te estuviera acunando en el columpio de la esperanza. Te entran ganas de abrazar a... ¿quién? Bueno: si no hay nadie al alcance, a ti mismo, aunque suene algo narcisista, mas no es así porque se trata de un abrazo figurado a tan excelso genio, que nos habla desde los siglos y nos hace sentir lo mismo que él aunque no conociéramos el texto. 4. ¿Por qué el tempo ternario, simboliza la perfección? ¿El triángulo, la Trinidad? El texto es el mismo, de modo que el alma sigue esperando. Aquí el tenor es mi amadísimo Kurt Equilutz, que intervino en todo el ciclo. Si oímos la primera que grabara y la última, apreciamos el extraordinario cambio de su voz. El coral lo lleva Paul Eswood, para mi gusto la oveja negra del ciclo de Teldec. Podía haber sido reemplazado por niños contralto, como en algunas con Panito, Immler o Rampf, que ganan muchísimo. Habréis observado ya que dicho coral es siempre el mismo. 5. Llamada: "Israel, hoffe auf den Herrn", otro grito el "Israel". Nueva alternancia de voces. Tempo rápido. Vuelta al lento, hermoso oboe. Concluye con rápido, en un bello fugado: "Er wird Israel erlösen". Sí, yo me siento también libeada de toda carga; libre y feliz cual pájaro que volase hacia regiones ignotas y sorprendentemente fascinantes del cosmos. Como anunciando el final, la cantata termina (¡gracias, Les Luthiers!) en un acorde de quinta: ¿es de quinta? ¡Ayúdame, insigne Luis Ángel de Benito! ¿Y por qué de quinta? Claro, mayor, cadencia de Picardía. ¿Todos los menores terminaban mayores? Hilfeeeeeeee!!! ¡Feliz 21 de junio, día europeo de la Música! SINE MUSICA NULLA VITA. BACH VOBISCUM!

miércoles, 11 de mayo de 2016

Sin palabras / wortlos

¿Qué se puede decir con una interpretación como esta? Yo, al menos, me he quedado sin palabras, porque ahora no se trata de vagancia por mi parte, de pereza al buscar los términos adecuados, sino de imposibilidad: Los recursos limitados del lenguaje no sirven para traducir la experiencia inefable del sublime goce estético que esta versión produce en el oyente, o al menos en el oyente con sensibilidad, con buen gusto, con criterio. Quizás sea una utopía, pero pienso que todo aquel que sea capaz de conmoverse ante estas piezas no podrá hacer nunca nada malo, tiene que ser por fuerza una buena, excelente, maravillosa persona. Maravillas como la presente hacen que vuelva a confiar en el género humano, en la bondad natural Y en el Hombre Como algo más que un ser incívico, violento, destructor, sin escrúpulos. Punto. Danke, Millionen! Seid umschlungen!